Las compañías de seguros han tenido que acelerar su transformación digital con la pandemia, de manera que han buscado herramientas para mejorar la automatización, optimizar los procesos y conectarse de forma más eficaz con clientes y corredores de seguros. En este contexto la firma electrónica en el sector seguros está aportando importantes ventajas que veremos en este post.

¿Por qué es importante la transformación digital en el sector seguros?

Según datos de Axis Corporate las empresas que estén digitalmente adaptadas serán capaces de aumentar su cuota de mercado hasta un 12% de media y, lo que es más importante, a incrementar la satisfacción de los clientes hasta un 27%.

Sin embargo, la digitalización de las empresas aseguradoras se enfrenta a varios retos:

  • Es necesaria una inversión importante.
  • También es fundamental realizar una correcta gestión del cambio, puesto que implica una modificación en la cultura corporativa de la compañía de seguros.
  • Finalmente, es necesario que las compañías se adapten a la rapidez de las innovaciones que aparecen en relación a los seguros como apps para clientes, portales interactivos, seguros a medida etc.

¿Qué ventajas aporta la firma electrónica en el sector seguros?

El sector seguros se está adaptando a la transformación digital y una de las herramientas que se están utilizando es la firma electrónica, pero ¿Qué ventajas aporta la firma electrónica al sector seguros? Lo vemos a continuación:

  • Seguridad legal. La firma electrónica tiene reconocida su validez legal en el Reglamento eIDAS que en el artículo 25 establece que: 1. No se denegarán efectos jurídicos ni admisibilidad como prueba en procedimientos judiciales a una firma electrónica por el mero hecho de ser una firma electrónica o porque no cumpla los requisitos de la firma electrónica cualificada. Por lo tanto, la firma electrónica es completamente válida desde un punto de vista legal.
  • Control. Los documentos firmados con firma electrónica se guardan en la plataforma del proveedor, así como el documento de evidencias que contiene todos los datos electrónicos del proceso de firma. De esta forma, las compañías de seguros pueden consultar los documentos y descargarlos cuando lo necesiten y controlarán todo el proceso.
  • Ahorro de tiempo. El proceso de la firma electrónica en el sector seguros, tanto para pólizas como para otros documentos, puede durar unos minutos. Si lo comparamos con el proceso tradicional en el que se imprimen los documentos, se envían por correo ordinario al asegurado, los firma y los devuelve, el ahorro de tiempo es sustancial.
  • Ahorro de recursos. El proceso de firma manuscrita conlleva también el uso de numerosos recursos: papel, tonner, bolígrafos, envío por correo, gasolina para desplazamientos etc. Todos estos recursos no se utilizan en la firma electrónica en el sector seguros puesto que todo el proceso es digital y no son necesarios los desplazamientos.
  • Mejora en la satisfacción del cliente. El cliente digital que se encuentra en el mercado actual busca inmediatez y la firma electrónica en el sector seguros aporta rapidez en todo el proceso de contratación de un seguro, lo que se traduce en satisfacción del cliente y en que éste se convierta en embajador de la marca, recomendándola y volviendo a contratar otros seguros.
  • Sostenibilidad. El ahorro de recursos que se produce con la firma electrónica en el sector seguros supone un impulso de la sostenibilidad de la compañía y de su responsabilidad social corporativa.
  • Ahorro de espacio de almacenamiento. Tradicionalmente las pólizas de seguros eran impresas y guardadas en zonas de almacenamiento de las compañías, lo que suponía la necesidad de tener grandes espacios destinados a guardar documentos. Con la aplicación de la firma electrónica en el sector seguros ya no es necesario ese espacio puesto que los documentos están en la nube y se puede acceder a ellos cuando se necesiten.

¿A qué tipo de seguros y documentos se les puede aplicar la firma electrónica?

La firma electrónica se puede aplicar a cualquier tipo de seguro que se quiera contratar: vehículos, hogar, salud, viaje, decesos, vida, responsabilidad civil etc. En cuanto a los documentos que se pueden firmar con firma electrónica en el sector seguros, podemos destacar los siguientes:

En relación con los clientes:

  • Pólizas de seguros.
  • Anexos a pólizas.
  • Partes de siniestros.
  • Cancelación de pólizas.
  • Reclamaciones de impagos.
  • Facturas.

En relación con procesos internos de la compañía:

  • Contratos de trabajo.
  • Partes de baja.
  • Nóminas.
  • Solicitud de vacaciones.
  • Informes.
  • Comunicaciones internas.

En relación con terceros no clientes:

  • Contratos con proveedores.
  • Comunicaciones con los bancos.
  • Impuestos.
  • Informes.

En definitiva, cualquier documento que necesite ser firmado por la compañía puede ser firmado con la firma electrónica, simplemente, habrá que considerar el nivel de seguridad que requiere el proceso de firma en cada caso y aplicar los distintos tipos de firma electrónica que existen: simple, avanzada y cualificada.