Los empresarios, cuando deciden contratar servicios de firma electrónica, se plantean diversas dudas. Una de las más frecuentes es la que se refiere a si es válido o no un documento firmado con firma electrónica como prueba en un procedimiento judicial y cómo se presenta. En este post te contamos todos los detalles para que conozcas un poco más los beneficios de la firma electrónica, que no cometas errores y tu documento firmado electrónicamente sea totalmente eficaz como prueba procesal.

¿Es válida la firma electrónica en un procedimiento judicial?

La respuesta es que sí puesto que diversas regulaciones le dan a la firma electrónica cualificada la misma validez que a la firma manuscrita y a la firma electrónica avanzada planos efectos jurídicos. En concreto, a nivel europeo, el artículo 25 del Reglamento eIDAS establece lo siguiente:

Artículo 25: Efectos jurídicos de las firmas electrónicas

  1. No se denegarán efectos jurídicos ni admisibilidad como prueba en procedimientos judiciales a una firma electrónica por el mero hecho de ser una firma electrónica o porque no cumpla los requisitos de la firma electrónica cualificada.
  2. Una firma electrónica cualificada tendrá un efecto jurídico equivalente al de una firma manuscrita.
  3. Una firma electrónica cualificada basada en un certificado cualificado emitido en un Estado miembro será reconocida como una firma electrónica cualificada en todos los demás Estados miembros.

¿Cómo presentar la firma electrónica en un procedimiento judicial?

Para presentar la firma electrónica en un procedimiento judicial es necesario considerar varios aspectos:

  • Por una parte, el documento firmado electrónicamente es digital por lo que deberá de imprimirse o aportarse en formato digital, por otra parte, el documento de evidencias digitales que se genera con todos los datos del proceso de firma también es digital y ocurre lo mismo, habrá que ver si se presenta impreso o en un pen drive. En cualquier caso, el original siempre es el documento electrónico.
  • Los documentos que sirven de prueba en la demanda judicial se adjuntan a la misma como anexos.
  • La forma de presentar las pruebas en un juicio puede variar de un país a otro e, incluso, de un juzgado a otro dentro del mismo país, en función de varios aspectos:
    • Medios digitales que utiliza el juzgado. En este sentido, existen países donde las demandas y otros escritos procesales pueden ser presentados a través de plataformas digitales y, en estos casos, la presentación de un documento firmado electrónicamente es más sencilla.
    • Conocimiento y preparación de los jueces sobre este tipo de pruebas. Por lo general, en los países donde se utilizan plataformas electrónicas para la presentación de demandas, los jueces están más acostumbrados a ver y usar la firma electrónica.
    • Regulación procesal de la prueba de firma electrónica. En este sentido debemos destacar los siguiente:
      • La legislación procesal civil (Ley de Enjuiciamiento Civil – LEC) aporta eficacia como prueba en juicio a todos los documentos ya sean en formato físico o electrónico, pero su validez como prueba depende de la sana crítica del juez.
      • La LEC establece también en el artículo 326.3 lo siguiente: Cuando la parte a quien interese la eficacia de un documento electrónico lo solicite o se impugne su autenticidad, integridad, precisión de fecha y hora u otras características del documento electrónico que un servicio electrónico de confianza no cualificado de los previstos en el Reglamento (UE) 910/2014 del Parlamento Europeo (…), se procederá con arreglo a lo establecido en el apartado 2 del presente artículo y en el Reglamento (UE) n.º 910/2014.

El apartado 2 del citado artículo establece que, si una parte presenta un documento electrónico y la otra impugna su autenticidad, se deberá pedir un cotejo pericial de letras u otro medio de prueba que acredite la autenticidad.

Intervención de un perito judicial informático en el juicio

Como consecuencia de lo que hemos visto en el apartado anterior, si presentas un contrato firmado con firma electrónica en un procedimiento judicial, por ejemplo, y la otra parte no reconoce su autenticidad, podrás solicitar un informe pericial a un perito informático.

El informe pericial deberá demostrar de forma indubitada:

  • La identidad de las personas que firman el documento.
  • La fecha y hora de la firma.
  • Las direcciones de correo electrónico o teléfonos móviles que han intervenido.
  • El documento que se ha firmado.
  • La integridad del documento firmado, es decir, que no ha sido manipulado ni falsificado.

En el caso en que no presentes una prueba adicional (informe pericial) para demostrar la autenticidad de la firma, el valor de la prueba dependerá de lo que considere el juez en función de los documentos aportados y de la prueba practicada en juicio.

En definitiva, la firma electrónica tiene validez como prueba en un proceso judicial, pero puede ocurrir que sea impugnada, en cuyo caso habrá que aportar una prueba adicional como un informe pericial.