Todos los sectores se pueden beneficiar de la firma electrónica y el sector inmobiliario también. Se trata de un sector en el que se realizan numerosas transacciones que requieren la firma de documentos y contratos. En este post te contamos la utilidad de la firma electrónica para las inmobiliarias.

¿En qué documentos inmobiliarios se puede utilizar la firma electrónica?

En el sector inmobiliario se puede utilizar la firma electrónica de diversas formas como las siguientes:

  • Contrato de compraventa o alquiler. Dos de las operaciones más frecuentes en el mercado inmobiliario son la compraventa (de viviendas, oficinas, locales comerciales, naves o terrenos) o el alquiler. Se trata de contratos que deben ser firmados por las dos partes para que quede constancia de la voluntad de aceptar los acuerdos contenidos en el contrato.
  • Ofertas de compraventa o arrendamiento. Tanto la firma de un alquiler como la de una compraventa suelen ir precedidas de un proceso de negociación en el que las partes se envían mutuamente ofertas y contraofertas hasta llegar al acuerdo final sobre los principales aspectos de los contratos: renta, precio, duración, obligado cumplimiento, garantías etc.
  • Contrato de arras. El contrato de arras es el documento que se firma antes de una compraventa y en el que se refleja la voluntad de quienes firman de comprar o vender un inmueble.
  • Encargos de venta o de alquiler. Las consultoras inmobiliarias y las agencias del sector deben firmar con sus clientes encargos de venta y de alquiler con los propietarios para que se les reconozcan por escrito sus honorarios en cada operación.
  • Documentos internos de la empresa. En su día a día las empresas inmobiliarias utilizan multitud de documentos internos en los que se puede usar la firma electrónica como contratos con proveedores de productos o servicios (por ejemplo, contratos con portales inmobiliarios para publicitar los inmueble en venta o alquiler), contratos de trabajo, etc.

Todos los documentos que hemos descrito se pueden firmar con una firma electrónica de manera que la gestión de la agencia inmobiliaria sea más ágil.

¿Qué ventajas tiene la firma electrónica en el sector inmobiliario?

Las ventajas de la firma electrónica en el sector inmobiliario son las siguientes:

  • Validez legal. La firma electrónica de documentos relativos a transacciones inmobiliarias es totalmente válida en base los siguientes artículos:
    • El artículo 25 del Reglamento eIDAS que establece que “no se denegarán efectos jurídicos ni admisibilidad como prueba en procedimientos judiciales a una firma electrónica por el mero hecho de ser una firma electrónica o porque no cumpla los requisitos de la firma electrónica cualificada”.
    • El artículo 23 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, que establece lo siguiente:
      • Los contratos celebrados por vía electrónica producirán todos los efectos previstos por el ordenamiento jurídico, cuando concurran el consentimiento y los demás requisitos necesarios para su validez.
      • Los contratos electrónicos se regirán por lo dispuesto en este Título, por los Códigos Civil y de Comercio y por las restantes normas civiles o mercantiles sobre contratos, en especial, las normas de protección de los consumidores y usuarios y de ordenación de la actividad comercial.
      • Para que sea válida la celebración de contratos por vía electrónica no será necesario el previo acuerdo de las partes sobre la utilización de medios electrónicos.
      • Siempre que la Ley exija que el contrato o cualquier información relacionada con el mismo conste por escrito, este requisito se entenderá satisfecho si el contrato o la información se contiene en un soporte electrónico.
  • Respeto al medioambiente. El hecho de utilizar la firma electrónica reduce el uso de papel, tinta y otros recursos por lo que es más respetuoso con el medioambiente.
  • Ahorro de tiempo. Los trámites de firma de documentos entre comprador y vendedor, inquilino y propietario y agencia inmobiliaria y cliente, son muchos más rápidos.
  • Seguridad. La firma electrónica es completamente segura y permite tener certeza de la identidad de los firmantes y de la integridad del documento firmado.

¿Qué tipo de firma se puede utilizar en el sector inmobiliario?

En relación a la firma electrónica es necesario poner de manifiesto que existen varios tipos: la firma electrónica simple y la avanzada. Cada tipo se utiliza en casos diferentes en el sector inmobiliario:

  • La firma electrónica simple se suele utilizar en documentos más sencillos como una solicitud de vacaciones de un empleado de una agencia inmobiliaria, por ejemplo.
  • La firma electrónica avanzada aporta más seguridad por lo que se suele utilizar en documentos contractuales como contratos de compraventa, arrendamiento, contrato de arras, opciones de compra o encargos de venta o alquiler a favor de una agencia inmobiliaria.

Como consecuencia de lo anterior, la firma electrónica en el sector inmobiliario en general y en la compra y alquiler de vivienda en particular, supone una agilización de las gestiones que garantiza la operación y ofrece seguridad y confianza a todas las partes implicadas.